Gestión de Bankroll

Te proporcionamos consejos para optimizar la gestión de bankroll en cualquier partida o torneo, donde te explicamos los distintos sistemas de control y gestión así como las reglas imprescindibles que debes conocer sobre el bankroll.

El bankroll es la cantidad de dinero que tenemos disponible para jugar en la casa de apuestas. La gestión de bankroll está relacionada también con la gestión de nuestros beneficios, es decir, cuánto dinero sacamos y cómo afecta esto a nuestra banca.  He aquí algunos métodos para el control y gestión del bankroll.

 

Métodos gestión bankroll: La Martingala

Una de las formas más conocidas de gestión de bankroll lleva el nombre de Martingala o Martingale. Está basada en la suposición de que es imposible fallar consecutivamente una apuesta durante un tiempo infinito. Esta estrategia se usaba hace tiempo en los casinos (ruleta) apostando siempre al mismo color con la idea de que antes o después la bola caería en él, por lo que los casinos han incluido límites para este tipo de jugadas.

Consiste en jugar a cuotas 2,00 o cercanas y doblar la cantidad apostada cada vez que fallemos, de forma que al acertar recuperemos todo lo perdido anteriormente.

Por teoría de probabilidades con el método de la Martingala no se pueden fallar infinitas apuestas de forma consecutiva. Siempre habrá un momento en el que se acertará una apuesta, y por lo tanto obtengamos beneficio.

La Martingala funciona bien siempre y cuando se cumplan dos puntos claves:

  1. El primero es que consideres, con total seguridad, que tu propio bankroll es mucho más amplio que la cantidad que necesitarás para afrontar una racha máxima de apuestas consecutivas perdidas.
  2. El segundo punto clave, y más importante para tener éxito con una Martingala, consiste en establecer un límite de pérdidas a partir del cual daremos por perdida esa parte de nuestro bankroll y comenzaremos a aplicar de nuevo la Martingala.

Hay rachas absolutamente impredecibles que pueden agotar tu bankroll. Como regla general se puede establecer que a partir de cuatro o cinco fallos consecutivos demos por perdida la inversión.

 

Métodos gestión bankroll: Sistema Parley

Este es uno de los sistemas más sencillos para apuestas de fútbol que proviene del mundo de los casinos y es muy utilizado por principiantes y personas con poco dinero para apostar. Se trata de un sistema de progresión positiva, las apuestas se incrementan cada vez que ganamos y se reducen cada vez que perdemos.

El fundamento del Parlay es apostar una cantidad inicial  y duplicarla en cada una de nuestras apuestas después de un fallo, y volver a la apuesta inicial al ganar. Con este sistema necesitamos elegir de antemano cuál será nuestra ganancia máxima para regresar a la unidad de apuesta original.

Por ejemplo:

Si decidimos que nuestra ganancia máxima es de 100€ y nuestra unidad de apuesta es de 15€, apostaremos 15€ hasta que ganemos. Una vez que acertemos una apuesta, apostaremos la ganancia completa y repetiremos este proceso hasta obtener 100€. Después de ganar esta cantidad, entonces regresamos a nuestra unidad de apuesta de 15€.

 

Métodos gestión bankroll: Sistema de Labouchere

Este sistema o método para apuestas deportivas se conoce como "cancelación", "Crossout", "Labby" y "Martingale Split". El sistema de Labouchere fue nombrado por un ministro en servicio de la Reina Victoria, a él se le acredita haber usado el sistema aunque no se sabe con certeza si él lo inventó.

Se trata de apostar siguiendo una serie cualquiera de números que tendrás que ir cancelando a medida que ganas y añadiendo cuando se pierde. La forma de hacerlo es empezar apostando la suma del primero y el último número de la serie, y cuando ganas tachar esos números. Si se pierde, añades las unidades perdidas al final de la serie.

Vamos a analizar ahora el proceso a seguir para aplicar este sistema:

 

Proceso

Cada jugador compone su propia serie de números. Para este ejemplo utilizaremos la serie 1, 2, 3, 4. Esto quiere decir que si conseguimos acabar la serie habremos ganado 1+2+3+4 = 10 unidades. Veámoslo paso a paso:

  1. Primera apuesta. El montante de la apuesta es el equivalente a la suma de los dos números extremos (en este caso, 1+4=5). Supongamos que perdemos.
  2. Añadimos la apuesta perdedora a nuestra serie, que ahora será 1, 2, 3, 4, 5.Seguimos jugando, apostamos la suma de los números extremos (1+5=6) y ganamos.
  3. Como hemos ganado, tachamos los números extremos, los que acabamos de sumar para hacer la apuesta: La nueva serie es 2, 3, 4.
  4. Volvemos a apostar la suma de los extremos: 2+4= 6. Si ganamos, sólo nos queda una apuesta de 3 para acabar.
  5. Apostamos 3 unidades. Si volvemos a ganar, entonces se acabó la serie, dejando una ganancia equivalente a la suma de los números de la serie: 1+2+3+4 = 10. (valor de nuestras jugadas:-5+6+6+3)
 

Ventajas del Sistema

La ventaja del sistema Labouchere con respecto a otros sistemas más agresivos es que el jugador tacha dos números cada vez que gana, mientras que añade un sólo número cada vez que pierde. Por tanto, necesita ganar menos veces para conseguir beneficios. Generalmente, con un porcentaje de aciertos superior al 33% es muy probable que ganemos la serie y obtengamos beneficios.

 

Inconvenientes

El problema estriba en que el número añadido es la suma de los dos anteriores, por lo que si enganchamos una racha larga de pérdidas, el valor de las apuestas necesarias para cubrir las pérdidas aumenta rápidamente. Veamos qué ocurre si cuando tenemos la serie reducida a dos, tres, cuatro y perdemos cuatro veces consecutivas (a partir del paso 4 anterior):

  1. Perdemos la apuesta de (2+4) = 6 unidades.
  2. La nueva serie es 2, 3, 4, 6. Apostamos 2+6=8 y perdemos.
  3. La nueva serie es 2, 3, 4, 6, 8. Apostamos 2+8 = 10 y volvemos a perder.
  4. La nueva serie es 2, 3, 4, 6, 8, 10. Apostamos 2+10 = 12 y perdemos por cuarta vez consecutiva, entonces nos retiramos.

Hemos perdido un total de 5+6+8+10+12 = 41, y hemos ganado  6+6+4 = 16. Por lo tanto, el resultado neto es de 16-41 = -25 unidades.

Para intentar ganar diez fichas, hemos perdido veinticinco. Con este sistema, tratando de minimizar pérdidas podemos llegar hasta el límite de la apuesta máxima de la mesa para cubrirlas, o corremos el riesgo de quedarnos sin presupuesto.

 

Conclusión

Pero como decimos, debe establecer unos límites en pérdidas, en caso de que la serie se esté haciendo demasiado larga acorde a las posibilidades de nuestro banco.

 

Métodos gestión bankroll: Sistema de Ormond

El sistema de apuestas Ormond se basa en una progresión geométrica, es decir, en utilizar una progresión para ir apostando una cantidad mayor tras cada apuesta perdida para recuperar así las pérdidas, a la vez que se apuesta la misma cantidad inicial tras cada apuesta ganada.

Este método o sistema tiene como objetivo apostar la misma cantidad inicial (A) cada vez que ganes, y la cantidad A*x+A (donde x es el número de apuestas perdidas) cada vez que pierdes. Por lo tanto, cuando ganes habrás recuperado todo el dinero apostado más una cantidad A por cada pérdida. Como sucede con otras progresiones, el principal problema de aplicar el método de progresión Ormond es que ni tus fondos ni la cantidad que permiten apostar las casas de apuestas son ilimitados.

El gran problema que ofrece el sistema Ormond, al igual que todos los métodos de progresión geométrica, es que pueden ocasionar la bancarrota si se encadena una mala racha demasiado larga. Para evitar esto es conveniente, como decíamos antes, elegir cuotas cercanas a dos, por lo que no serán demasiado improbables y las posibilidades de ganar la apuesta serán mayores.